El Clúster de la Edificación reclama que se facilite el acceso de mujeres y jóvenes al sector de la construcción

Además, las previsiones de encontrar una solución a este problema no son buenas. Solo un tercio de los trabajadores del sector es menor de 40 años -la mitad que en el 2008- y otro tercio -aproximadamente 450.000 personas- se jubilaran en los próximos 15 años.

Ante esta situación, el Grupo de Trabajo de Formación del Clúster de la Edificación defiende la necesidad de eliminar cualquier tipo de trabas que supongan un freno a la entrada de jóvenes y mujeres en el sector.

Para este grupo, la construcción cuenta con fortalezas que la hacen atractiva como nicho de empleo, “desde una alta aportación al PIB del 20%, la baja tasa de paro (7% a nivel nacional), la alta estabilidad laboral con salarios por encima de otros sectores, un 70% de contratos indefinidos, y unas altas proyecciones de actividad presente y futura tanto en vivienda nueva como en rehabilitación”, explica Marisol Sumillera, responsable de Formación Externa de Saint-Gobain y coordinadora de este grupo.

En el otro plato de la balanza, el Clúster de la Edificación identifica factores que hay que corregir para que el sector sea más atractivo para jóvenes o mujeres. “La dureza del trabajo bajo condiciones climatológicas extremas, la siniestralidad laboral, el cambio de centro de trabajo cada pocos meses, etc., son factores que desaniman a estos colectivos. La solución pasa por consolidar el salto hacia la industrialización y digitalización del sector”, reflexiona Sumillera.

El Clúster de la Edificación centra sus esfuerzos en poner en valor la construcción industrializada, cada vez más competitiva en un escenario de precios al alza, falta de mano de obra y requisitos mayores de calidad y plazo.

“Construir de forma industrializada no quiere decir exclusivamente prefabricar, pero sí desplazar lo más posible el trabajo de la obra hacia entornos más seguros, saludables y productivos, y para llevar a cabo este reto hacen falta personas preparadas con capacidades y competencias específicas para ello”, advierten desde el Clúster.

Por este motivo, este Grupo de Trabajo compuesto por representantes de ACR, Asprima, BMI, CSIC, Saint-Gobain y la UPM, ha decidido avanzar en una formación reglada que encaje dentro del actual sistema educativo y que tenga la duración y contenido necesarios para que los alumnos sean los futuros profesionales que demanda el mercado.

El Clúster pondrá en marcha un Curso sobre Construcción Industrializada, centrado en cubiertas y fachadas, y que aporte especialización y cualificación para los nuevos profesionales que demanda el sector.

El curso abordará la construcción de sistemas en seco, una actividad que requiere nuevas habilidades y que cada vez es más demandada. “Para cubierta inclinada, se han elegido sistemas completos preindustrializados que resuelvan la impermeabilización, así como que ofrezcan altas prestaciones de eficiencia energética. Soluciones con fijación mecánica o por inducción serán protagonistas para la cubierta plana. Para la formación en fachada se incluirán soluciones de acabado y sistemas auto portantes que favorezcan el ensamblaje en obra”, detalla la portavoz de este grupo de trabajo.

Share this post